Objetivos de cada colectivo o individuo

Cadáveres Inmobiliarios es un proyecto colectivo.

Te contamos aquí cuales son los objetivos de cada colectivo o persona que participa en él:

Ruinas Modernas: El objetivo principal de Ruinas Modernas, no es tanto la utilización futura de la base de datos como su propia creación. Desde nuestra experiencia, la información detallada sobre los casos es lo que ha permitido dar visibilidad a una realidad muy compleja. Comprender los distintos factores que han intervenido en este proceso es lo que permitirá aprender de sus consecuencias y trazar estrategias de futuro.

Pablo Arboleda: Como investigador de un fenómeno similar acontecido en Sicilia desde la década de los 70, he podido constatar cómo el destino final de las construcciones inacabadas no es otro que el mero olvido. Solo recientemente, en Sicilia ha despertado una concienciación social con respecto a este problema – a pesar del deterioro material que el paso del tiempo ha ido provocando. Así pues, estoy convencido de que ‘Cadáveres Inmobiliarios’ ofrece la oportunidad de llamar la atención sobre este fenómeno en España y comenzar a atajarlo desde ya, incorporándolo a las agendas del personal académico y de los actores locales.

Basurama: Queremos desarrollar la base de datos “Cadáveres inmobiliarios” colectivamente para poder mostrar una imagen más o menos completa de los efectos de la burbuja inmobiliaria en el consumo de territorio. En el proyecto 6.000km explorábamos con fotos, textos y mapas algunos de estos “paisajes después de la batalla” e investigábamos la herencia del periodo de euforia inmobiliaria, económica y productiva. Sin embargo, el ciclo euforia-crisis y sus efectos en el territorio están lejos de haberse detenido. Se habla de nuevo de recuperación y se empiezan otra vez a alzar banderas de ‘progreso y desarrollo’. Es preciso poder mostrar con datos la destrucción que el tsunami urbanizador supuso antes de que la máquinaria de construcción se vuelva a poner en marcha.

Medio Natural Velilla 15M: Nuestro territorio es limítrofe a la expansión de Madrid y sujeto a muchos interereses económicos, que promueven su degradación. Ya sea, a través de megainfraestructuras, industria sucia o los propios desarrollos urbanísticos. El deficit democrático y la corrupción institucionalizada está detrás siempre de estos atropellos. Nuestro objetivo es ayudar a visibilizar este desastre, poner nombre a los responsables y ayudar a promover para el futuro un cambio de modelo y de relación con el territorio.

El interés de Ecologistas en Acción en esta base de datos es sobre todo un interés enfocado a su utilidad para la acción ecologista y ciudadana en general. En primer lugar, para identificar espacios y suelos que sean susceptibles (por sus valores, propiedad, situación) de revertir su situación a la de suelo rústico o protegido y reivindicarlos. También para identificar aquellos espacios más urbanos (edificios, solares) que por su situación, propiedad o características pueden acoger otros usos como equipamientos sociales, huertos urbanos o incluso viviendas sociales, utilizando lo ya construido en lugar de seguir expandiéndonos. En otros casos para pedir la demolición y/o restauración del terreno (sobran grandes desarrollos fallidos). En definitiva, nos mueve un propósito práctico y reivindicativo, lo que no tiene por qué estar reñido con el rigor o con otros enfoques más analíticos o artísticos.

[IN]SOS: Nuestro objetivo general en el colectivo reside en mostrar una actitud crítica a las situaciones de nuestro entorno profesional y cotidiano que se evidencian insostenibles, como es el modelo urbano desarrollista experimentado en nuestro país. El problema es fácil de identificar a lo largo y ancho del territorio por los numerosos ejemplos de paisajes damnificados, que suponen una clara imagen del desastre. Lo difícil es cuantificar este problema y dar una relación de datos que muestren la verdadera desproporción y despropósito de este fenómeno y evitar que se repita. Por tanto nuestro objetivo concreto en este proyecto es la creación de la base de datos en sí misma y, paralelamente al proceso, los intercambios y debates que se generen en cuanto a modelos alternativos y soluciones o propuestas para qué hacer con estos cadáveres.

José Luis Sánchez (profesor de Geografía Humana en la Universidad de Salamanca): El fenómeno de los “cadáveres inmobiliarios” resulta de una enorme trascendencia para la gestión territorial de los próximos años, tanto en la escala local como para las áreas urbanas más complejas en cuyos bordes han proliferado estos desarrollos urbanísticos inacabados. La localización, cuantificación y cartografiado de tales “cadáveres” no es solamente un imperativo cívico, una denuncia de la destrucción del paisaje y del territorio. Es también una tarea que dota de contenido aplicado a la Geografía. Participo en este proyecto con los estudiantes de la asignatura Geografía Humana Aplicada del Grado de Geografía y nos proponemos aportar a la base de datos todos los casos que hemos identificado en la ciudad de Salamanca y su entorno urbano. En un futuro, pretendemos también aportar algunas respuestas a la gran pregunta: ¿qué hacer con los cadáveres inmobiliarios?

TERCERPAISAJE: Por nuestra parte, somos un pequeñísimo colectivo que nos sumamos a Cadáveres Inmobiliarios porque creemos que las ruinas deben visibilizar y sobre todo poderlas utilizar como base para crear un nuevo acceso a la vivienda; basándose en modelos cooperativos, de autogestión y propiedad colectiva. Entendemos que lo acontecido en España no tiene retroceso, pero que si se puede utilizar como oportunidad para nuevas bases y formas de creación de hábitat.

Sodeste: Nuestro interés en el proyecto de Cadáveres Inmobiliarios radica en profundizar en el fenómeno del boom inmobiliario y denunciar su irracionalidad. Entendemos esta iniciativa como una oportunidad de reflexionar sobre las causas y, especialmente, consecuencias de uno de lo periodos más especulativo y carentes de sensibilidad por el territorio y sus valores. Como colectivo, venimos trabajando en la reutilización y regeneración de espacios vacíos, degradados o infrautilizados en entornos urbanos, reformulando su situación como “espacios de oportunidad”. El proyecto de cadáveres inmobiliarios nos parece un reto interesantísimo que va a permitir conocer y poner sobre el mapa la dimensión de la burbuja, un paso clave para el planteamiento de soluciones.

Montera34 está interesado en el desarrollo de las herramientas técnicas y de la formación de la comunidad de participantes para hacer posible el proyecto. Quiere aportar herramientas de mapeado digital y gestión comunitaria de entornos digitales.

Añade tus objetivos en este documento.